Clepsydra

Escrito por Super User el . Publicado en Publicaciones

Los estudios de la mujer comenzaron a desarrollarse a finales de los años setenta del pasado siglo dando lugar, en las décadas siguientes, a la investigación y teorización de género y la perspectiva feminista. La consolidación del interés por los estudios de la mujer alcanza a todos los campos del saber y la expresión artística constituyendo lo que ha venido a denominarse «feminismo académico».

A la constitución de este movimiento contribuye la importancia que adquirió el feminismo de los sesenta y setenta con la generalización de sus supuestos a todos los ámbitos de la vida social. En las décadas posteriores su influencia se adentra en el terreno del conocimiento, el saber, y los espacios donde éste se produce y trasmite. Ello confluye con el hecho de que las mujeres estaban accediendo en una importante proporción a estos espacios y que cada vez más pensadoras, investigadoras y docentes se replantean la relación que su propia especialidad mantiene con las mujeres. Esto tiene una doble dimensión, por un lado se cuestiona la relación que mantienen las mujeres, en cuanto productoras de conocimiento o trasmisoras, con las distintas disciplinas (la cuestión de la autoría femenina), por otro, se analiza el tratamiento teórico que desde la ciencia a la literatura o las artes se hace de las mujeres. De esta manera se constituye un campo de investigación y análisis de los diversos saberes que se ha mostrado enormemente fructífero en los últimos años, como evidencia la cantidad y la calidad de los trabajos a que ha dado lugar y que, aunque con dificultades, va teniendo cierta traducción institucional y acceso a diversos medios de difusión.

Este hecho ha tenido una distinta traducción según el país en cuestión, pero ha supuesto de forma general la aparición, en el contexto de las universidades, de centros de estudio, institutos de investigación, departamentos y programas de postgrado, en los que se pone de manifiesto el esfuerzo que conjuntamente se está llevando a cabo. El trabajo realizado ha tenido como consecuencia la eclosión en el ámbito editorial de publicaciones especializadas con editoriales y colecciones propias como Athenea Press, Pergamum Press, Debate, Gender and History, Memoria, Arenal, «Desigualdades y diferencias» de Siglo XXI, «Feminismos» de Cátedra, por citar algunos ejemplos conocidos; revistas como Arethusa, Signs, Women Studies, Hypathia, D.W.F., Die Philosophin, Arenal, Asparkía, Duoda, Mora entre otras, además de los espacios, cada vez mayores, que las publicaciones en cualquier área reservan a los estudios de género y estudios feministas.

En este contexto se inserta la aparición de la revista Clepsydra: Revista de estudios de género y teoría feminista que con este primer número presentamos al público. Clepsydra se plantea como una revista especializada con la pretensión de constituirse, desde la reflexión rigurosa y el debate necesarios, en el cauce de los estudios de género y teoría feminista en nuestro medio académico y científico (aunque con la clara vocación de llegar a todas las personas que se interesen en el tema dentro y fuera de la academia). Desde esta perspectiva se pretende abordar los diversos campos del saber a través de la convocatoria de la pluralidad de voces y puntos de vista que hoy expresan la necesidad de elaborar teoría y revisar las existentes.

Clepsydra ha sido pensada, por tanto, como una revista abierta a los diversos registros en que se conjuga actualmente el pensamiento de género y a los diversos ámbitos en que ello se está llevando a cabo. Lo que se quiere, cumpliendo con lo que ha sido una propuesta reiterada por distintas intelectuales, es abordar los diversos discursos que se han venido articulando acerca de las mujeres y lo femenino como construcción cultural, en una tarea de revisión crítica, reelaboración y creación de nuevos discursos, desde la propia palabra, en este caso sobre todo teórica, de las mujeres. Se trata de contribuir al desmantelamiento de los viejos constructos de género y de posibilitar la existencia y transmisión del propio decir y saber. Lo que supone un claro interés por contribuir a abrir espacios de construcción de representaciones y auto-representaciones desde la propia voz (tratando de romper la monotonía y unidimensionalidad del discurso teórico, predominantemente masculino); y ello en la doble vertiente que a nuestro entender está en juego, en el medirse con el propio pasado (del tipo de relaciones que con él se establezcan depende mucho) y en el abordar la difícil tarea de resignificar el presente revisando críticamente y reapropiándose de los materiales y discursos con los que han sido pensadas y representadas las mujeres, lo que abre la posibilidad de producir otros nuevos. A nuestro modo de ver, en ambas cuestiones se dirime la posibilidad de expresar lo que queremos que sea nuestro futuro.

Por último queremos señalar que Clepsydra es el resultado de la colaboración entre diversos grupos de trabajo de la Universidad de La Laguna aglutinados en el Centro de Estudios de la Mujer de esta Universidad. Es una revista interdisciplinar y multidisciplinar que es posible gracias a la colaboración por un lado del Servicio de Publicaciones de la Universidad de la Laguna y, por otro, del Instituto Canario de la Mujer que han dado todo su apoyo a este proyecto.